La vivienda tutelada de mayores cumple 25 años contando en este momento con plazas libres para nuevos residentes.

Publicada el miércoles, 14 de julio de 2021

Un recurso importante para la atención de los mayores no dependientes

Vivienda tutelada de mayoresVivienda tutelada de mayores

La vivienda tutelada de mayores ha cumplido 25 años en Villarrobledo dedicada a las personas mayores de 60 años, autónomas y no dependientes que cuentan con un recurso donde ser atendidos por profesionales y que evita que por diversas circunstancias tengan que permanecer solos en sus domicilios.

Es un servicio gestionado desde el área de Servicios Sociales, financiado por la Junta de Comunidades, el Ayuntamiento y por las aportaciones mensuales que realizan los residentes.

En este sentido el Jefe de Servicio de Servicios Sociales, Paco Castillo apunta que dichas aportaciones son el 75% de los ingresos netos mensuales de los usuarios, sin sobre pasar nunca el límite establecido que está en torno a los 11,000 euros anuales.

Incide en que en caso de pensiones más bajas, siempre se calcula dejando una parte de la misma para los gastos personales de los residentes.

Este programa está abierto a todas las personas mayores de 60 años que sean autónomas en su día a día, empadronadas en Castilla la Mancha o que siendo de Villarrobledo y hayan vivido fuera, quieran regresar a la localidad.

La vivienda tutelada permite a los mayores, además de evitar que vivan solos, el relacionarse con otras personas y participar en las diferentes actividades que se realizan en la misma vivienda o en las que se organizan desde el Centro de Mayores de la localidad o incluso de otras organizaciones como cruz Roja, por lo que pueden tener una vida más activa que si se encontraran solos en casa de forma habitual.

Explica Paco Castillo que a día de hoy hay 6 plazas disponibles de las 10 con las que cuenta este programa y que para acceder hay que ponerse en contacto con Servicios Sociales a través de la Asistente social de zona que se encargará de todos los trámites necesarios.

La casa está atendida por 3 profesionales que se ocupan de la atención de los residentes en cuanto a comidas, limpieza o aseo en caso de necesitarlo. La coordinadora, Paquita Maldonado señala que se trata de crear un buen ambiente, siendo casi como una familia y que los usuarios se sientan acompañados y cómodos.

Puntualizan que los residentes reciben las visitas de sus familiares y tienen libertad para salir y entrar de la vivienda, incluso pueden pasar el fin de semana con sus familiares pudiendo llegar hacer salidas de hasta dos meses sin perder su plaza, pagando en ese periodo únicamente le 40% de la cuota mensual.

Así mismo, Paco Castillo explica que llegado el caso de que un usuario por si nivel de dependencia requiera otros cuidados, desde Servicios Sociales del Ayuntamiento se realizan todos los trámites necesarios para su traslado a una residencia de mayores por lo que en ningún momento quedan desatendidos.

Por su parte, la concejal de Bienestar Social, Cristina García, ha incidido en que este recurso está disponible para las personas que lo puedan necesitar, siendo que hay varias plazas libres en estos momentos, puntualizando que en caso “muy excepcionales” sí se ha contado con residentes menores de 60 años.

La edil del Gobierno anima a los vecinos que cuenten con familiares o conocidos que puedan necesitar ingresar en este programa a que se informan, lo conozcan y visiten la vivienda de cara aun posible ingreso en la misma.

Imágenes

Vivienda tutelada de mayores